Aprilia sueña con subir al podio a pesar de su déficit de potencia

“Tengo muchas ganas de comenzar las carreras”. No existe mejor frase para describir la motivación con la que afronta Aleix Espargaró el Mundial de MotoGP 2020 debido al notable rendimiento que ha exhibido la revolucionaria Aprilia RS-GP20 en el test de Sepang y Qatar 2020.

Una montura fabricada en Noale que ha generado mucha curiosidad entre los ingenieros de la clase reina por sus soluciones técnicas. Preguntado en la página web oficial del campeonato por su nueva herramienta de trabajo, el de Granollers confirma que, más allá de sufrir algunos contratiempos de juventud en Malasia, la principal mejora que ha sentido es que ha podido pilotar más fácil la moto de Venecia tanto a una vuelta como en tanda larga.

Era justo lo que perseguía porque, sin duda, necesitamos un gran cambio. Tenemos que mejorar mucho la moto. Con la moto que recibí en Malasia tuvimos algunos pequeños problemas en la pretemporada, pero en general la competitividad de la moto ha sido mucho mejor. La RS-GP20 es la mejor moto de Aprilia que haya pilotado en mi carrera. El motor es más eléctrico y hace la moto un poco más fácil de pilotar. Sin embargo, a nivel de potencia, sigue quedándose algo corta. Estamos buscando más potencia pero, sin duda, le facilita la labor al piloto. A nivel de chasis, también es más fácil de pilotar, gira más en la segunda parte de la curva. Te sientes más calmado en general. Puedes frenar de forma más relajada, así que, en las simulaciones de carrera, me resultó mucho más fácil pilotarla. No sólo a una vuelta, lo cual siempre se agradece”, afirma Espargaró.

Aleix, que asegura encontrarse en el mejor momento de su carrera deportiva, espera aprovechar esta coyuntura y subir, como mínimo, un par de veces al podio esta temporada: “Me encuentro bien en general, no sólo físicamente. Físicamente me siento súper bien, y a nivel de pilotaje, mejor que nunca en toda mi carrera. El equipo que tengo alrededor es muy bueno, será mi cuarto año en Aprilia. Conozco a las personas y siento que con mi jefe de mecánicos y con todos ellos formamos un grupo verdaderamente fuerte. Quizá suene extraño, pero me siento preparado para luchar por el podio. No será fácil, ya sabemos que el nivel en MotoGP es increíblemente alto. Las motos son muy potentes, también el nivel de los pilotos es muy alto. Así que será difícil, pero somos una gran marca y Aprilia ha realizado un gran esfuerzo. Yo me siento muy fuerte pilotando, así que ¿por qué no? Ni qué decir tiene que, si no acabo como mínimo un par de carreras en el podio, no me daré por satisfecho. Siempre me presiono mucho a mí mismo, pero por eso estoy aquí. Desafortunadamente, parece que tendremos que esperar un poquito más. Toca esperar y a ver cuándo comenzamos, pero espero que sea pronto”.

Por último, el español firma en ‘Sky Sports’ la paz con su compañero Andrea Iannone tras unas polémicas declaraciones del italiano en el paddock de Losail donde aseguraba que los técnicos de la región de Véneto habían seguido, en gran medida, sus indiciaciones para desarollar la nueva Aprilia: “Necesito a Andrea porque es un piloto fuerte que me ayudará en el desarrollo de la moto. Pero, sobre todo, me ayudará a ser mejor, más rápido, más fuerte. Sinceramente espero volver a verlo en la primera carrera, porque su situación tampoco es fácil”.