Fin a la cuarentena de McLaren en Melbourne, inicio en Woking

McLaren confirmó a los medios de comunicación que su cuarentena en Melbourne ha finalizado y que todo el personal que se encontraba aislado en Australia, encabezado por el director de rendimiento, Andrea Stella, ha regresado a Londres en las últimas horas. Buenas noticias diez días después de la cancelación del GP en Albert Park, motivado inicialmente por un caso positivo por COVID-19 en el seno del equipo de Woking. Esta persona ha evolucionado bien y sin síntomas. A partir de este momento, permanecerán igualmente aislados en sus domicilios siguiendo las restricciones impuestas por el Gobierno local.

Ahora la escudería británica ya ha iniciado sus vacaciones forzadas, que se alargarán por tres semanas. No hay trabajos en la fábrica, aunque hasta última hora estuvo funcionando a pleno rendimiento, y eso es una buena señal. “Nos adaptaremos a lo que venga. Apoyamos la decisión de posponer las carreras anunciadas aunque eso suponga no ir a Mónaco hasta 2021. Nada es más importante que la salud de los miembros del equipo y los aficionados”, traslada Zak Brown, CEO de McLaren Racing.

El norteamericano además amplía la decisión de producir respiradores y más material sanitario en las sedes de los equipos: “Todos tenemos ingenieros de la más alta cualificación acostumbrados a fabricar prototipos en muy poco tiempo. Junto con las otras compañías establecidas en Reino Unido, estamos hablando con el Gobierno para fabricar respiradores y material que pueda resultar fundamental. Tenemos un rol y una obligación con respecto a la sociedad”.