La batalla por el gol blanquivioleta, en suspenso

El parón liguero ha dejado en suspenso una batalla en clave blanquivioleta que se estaba poniendo interesante en las últimas jornadas: la del gol. Después de pasar por diferentes momentos físicos y de juego, en los últimos partidos los tres delanteros del Real Valladolid habían elevado su rendimiento hasta marcar los tres en los últimos cinco. Esto llegó a dar pie a Sergio González a usar a los tres a la vez.

Así lo hizo en los minutos finales del choque de Zorrilla contra el Espanyol y durante los 90 minutos en el Reale Arena, frente a la Real Sociedad, con resultado dispar. En la victoria conseguida ante el cuadro espanyolista fue decisiva su aportación, con sendos goles de Sandro y Sergi Guardiola y una actuación más que correcta de Enes Ünal. Sin embargo, ante el conjunto donostiarra, después de un buen arranque, el triunvirato ofensivo acabó un tanto diluido y sin ser capaz de aportar lo que se buscaba en ellos.

La sanción a la que se vio abocado Guardiola para recibir al Athletic Club en el que hasta ahora ha sido el último encuentro mantuvo la pugna abierta, por el momento, sin solución de continuidad. No obstante, sanción al margen, el propio Guardiola venía mostrando un buen tono, constatado con los dos goles que había marcado al Granada y al Espanyol, elevando su cuenta hasta los seis. También Sandro parecía haber dejado a un lado al fin sus problemas físicos para elevar sus prestaciones y ver puerta frente al Espanyol y frente al Athletic, alcanzando los tres goles. Enes Ünal, por su parte, hizo su cuarto tanto en Mallorca, lo que sirvió para dar la victoria al equipo.

A esta línea al alza que estaban mostrando se le podía empezar a unir un Hatem Ben Arfa todavía en proceso de alcanzar un buen punto de forma, pero quien había venido precisamente para sumar en el aspecto ofensivo. Con apenas dos participaciones, e igualándose las fuerzas ahora, el franco-tunecino puede ser uno de los menos perjudicados en el plano deportivo de todo lo que está aconteciendo.