“Si Theo se confirma en el Milán, estará entre los mejores del mundo”

El Milán estaba viviendo otra temporada muy compleja antes del triste parón por la emergencia coronavirus, pero una de las noticias positivas de los rossoneri, quizás la mejor, fue la llegada de Theo Hernandez. Desde aquella reunión en Ibiza con Paolo Maldini, que le convenció para aceptar su propuesta y abandonar la del Leverkusen, el lateral se ha convertido casi de inmediato en una de las estrellas del club.

A partir de su estreno, en el minuto 72 del derbi con el Inter disputado en septiembre, Theo básicamente no ha vuelto a dejar el verde: jugó todos los siguientes partidos ligueros sin ser sustituido nunca menos uno, ante el Atalanta en diciembre (aquel doloroso 5-0), que se perdió por sanción.

Su aportación es decisiva en ambas fases: puntual en defensa y a menudo decisivo al ataque. En sus 25 partidos de este curso realizó seis goles y dos asistencias, y es el segundo zaguero más joven (tras Sebastiaan Bornauw del Colonia) en haber realizado al menos cinco dianas en las mayores cinco ligas europeas. La ‘Opta’ siempre le ha incluido en los mejores once del Calcio de este curso, y lo hizo también en este mes, analizando rendimiento y estadísticas relativas a toda la temporada actual.

El Milán en los próximos meses vivirá otra pequeña revolución en su directiva: tras el adiós de Boban debido a las diferencias con Gazidis, también podría marcharse Maldini, el hombre que quiso y realizó el fichaje del lateral. En Italia se preguntan si el adiós de Paolo, con el que el jugador tiene una gran relación, podría complicar su futuro de rossonero.

Su agente, Manuel García Quilón, entrevistado por ‘Calciomercato.it’, de momento le sigue viendo en San Siro: “Tiene que confirmar su nivel en el Milán y valdrá muy por encima de los 50 millones de euros”. Un valor de mercado que puede dispararse, triplicando los ‘apenas’ 20 millones de euros que desembolsó el conjunto milanista para hacerse con sus servicios.

Muchos, en el Bel Paese, se preguntan por qué en el Real Madrid le costó mostrar el talento que están admirando allí. “Theo ha llegado al Madrid muy joven”, dice Quilón, “a lo mejor con él faltó un poco de paciencia. Con los jóvenes que tienen cualidades hay que tener mucha y darles espacio. En un club tan importante como el merengue las situaciones son muy inmediatas e impiden que se tenga cierta paciencia con los jóvenes. A veces toca buscar sitio en otros equipos, donde luego quizás explotan… Como le está ocurriendo a Theo”.

Con apenas 22 años, el francés todavía promete mucho: “Si sigue en su trayectoria y hace el trabajo que tiene que hacer con el apoyo del club”, afirmó Quilón, “está llamado a ser uno de los mejores laterales izquierdos del mundo”.