Los fichajes más decepcionantes de la Liga Santander

Frenkie De Jong

Llegó al FC Barcelona previo pago de 75 millones y como una de las estrellas de la pasada Champions. El centrocampista holandés llegaba al conjunto culé, a priori, como uno de los más adecuados para la idiosincrasia del club. Sin embargo, su rendimiento no ha sido el que se esperaba. El centrocampista acumula casi 3.000 minutos en 37 partido, en los que suma dos goles y cuatro asistencias.

El problema no son sus datos en cuanto a participación goleadora, ya que ese no era su punto fuerte en el Ajax. De Jong, en el Barça, suma casi 20 pases menos por partido que en el club holandés (53.4 frente a 72.4), menos pases clave (0.9 por partido frente a 1.5) y menos tiros (0.2 por encuentro frente a 0.6). El joven centrocampista, que el año pasado gozaba, desde la posición de pivote, de total libertad de movimiento en el campo, no se ha terminado de adaptar al rol posicional, a menudo de interior, que le han dado tanto Valverde como Setién.

Joao Félix

El delantero portugués se convirtió el verano pasado en el fichaje más caro de la historia del Atlético de Madrid. 126 millones de euros fue la cantidad que desembolsó el club colchonero para hacerse con sus servicios, un montante que le colgó la etiqueta de crack. Llegaba del Benfica tras sumar 20 goles y 11 asistencias en 43 partidos, siendo una de las grandes revelaciones del panorama europeo.

El portugués, sin embargo, no ha terminado de explotar en Madrid. A sus 20 años es pronto para juzgarlo, pero sus números en la temporada de su debut en la Liga española están siendo más que discretos. A pesar de jugar una cantidad considerable de minutos, con 2114 en 28 partidos, solo ha conseguido anotar seis goles y dar tres asistencias. Perderse 10 partidos por lesión no le ha ayudado, pero el jovencísimo jugador de Atleti deberá mejorar sus números si quiere consolidarse en la élite europea.

Luka Jovic

El delantero serbio llegaba al Real Madrid como una de las grandes sorpresas de la pasada temporada. En el Eintracht de Frankfurt fue capaz de anotar 27 goles y dar 7 asistencias entre sus partidos de Bundesliga y Europa League, en un conjunto que sorprendió llegando a semifinales de este torneo, donde cayó derrotado en los penaltis frente al Chelsea, que terminaría haciéndose con el título.

El conjunto blanco pagaba 60 millones al club alemán por un goleador voraz, el primer jugador en la historia del Eintracht en marcar cinco goles en un partido de Bundesliga (lo consiguió en la goleada por 7-1 ante el Fortuna Düsseldorf). El serbio, sin embargo, no ha sido capaz de darle continuidad a estas cifras. Con solo 770 minutos, con solo 8 titularidades, el delantero solo ha sido capaz de anotar dos goles, los dos en el tiempo de descuento para cerrar las goleadas del Real Madrid frente a Leganés y Osasuna. Desde el 26 de enero, acumula 23 minutos en todas las competiciones, dejando claro que Zidane no confía en él.

Borja Iglesias

El ‘Panda’ no ha conseguido dar continuidad a la gran temporada que firmó en el Espanyol el año pasado. El delantero gallego, que venía de salirse en Segunda con el Zaragoza, anotó 20 goles entre Liga y Copa que le sirvieron para convertirse en uno de los grandes delanteros españoles del momento, siendo superado en goles solo por Aspas en la carrera por el trofeo Zarra.

En verano se convirtió en el segundo fichaje más caro de la historia del Betis. El delantero llegaba de la mano de Rubí, su entrenador en el Espanyol, como la gran apuesta del equipo andaluz. Pero su rendimiento no ha sido el esperado. Tres goles y tres asistencias en 26 partidos se convierten en una cifra muy pobre para las expectativas que levantó su contratación en el beticismo. En la victoria ante el Real Madrid, en el último partido de Liga que disputó el Betis antes de la suspensión del campeonato, ni siquiera jugó.

Mario Hermoso

Tras las marcha de Godín y Lucas Hernández, el Atlético de Madrid decidió reforzar el centro de la defensa con Felipe y Mario Hermoso. El central español aterrizaba en el club colchonero por 25 millones y con el cartel de central revelación de la temporada. En el Espanyol, su enorme nivel en sus 35 partidos con el club catalán le llevó a ser uno de los fijos en las convocatorias de la Selección Española.

A los mandos de Simeone, sin embargo, no ha terminado de cuajar. El central ha disputado 20 partidos, 14 de ellos en Liga y 5 en Champions, pero el Cholo no contó en él ni en la Supercopa, ni en los partidos más importantes de Champions. Contra el Real Madrid tampoco ha jugado ningún encuentro, por lo que queda patente que, para el entrenador rojiblanco, Mario Hermoso no es un fijo.

Rony Lopes

El portugués es un caso distinto. Monchi apostó fuertemente por él y desembolsó 25 millones, convirtiéndole en el fichaje más caro del verano junto al central Koundé. La pasada temporada una lesión de cuatro meses al inicio de la Liga le impidió coger ritmo, pero su temporada 17/18 fue muy buena. Entre todas las competiciones, el delantero sumó 17 goles y 12 asistencias con el equipo monegasco.

Este curso ha sido, sin embargo, el gran ‘pero’ entre los fichajes del club hispalense. Con solo 12 partidos disputados, se ha convertido en uno de los jugadores menos utilizados por Lopetegui. De hecho, la gran mayoría de los minutos los ha disputado en la fase de grupos de Europa League, donde el entrenador aprovechó para dar aire a muchos titulares. Jugó prácticamente lo mismo en un partido de Ligue 1 (82 minutos en el Mónaco-Lyon del 9 de agosto) que en lo que llevamos de Liga, donde ha contado con 87 minutos.

Fernando Calero

El central llegó procedente del Valladolid como sustituto de Mario Hermoso, en un movimiento del que parecía salir beneficiado el conjunto catalán. Por 8 millones de euros, el Espanyol se hacía con otra de las grandes sensaciones de la campaña anterior, donde había alcanzado un gran nivel, y se convertía en el segundo fichaje más caro del verano para el cuadro perico.

La realidad es que su rendimiento no se ha asimilado al de la pasada temporada. Solo ha disputado 23 partidos entre todas las competiciones, y no ha ayudado a dotar de seguridad a la zaga del colista de la Liga. El conjunto catalán tuvo que hacerse con los servicios de Cabrera, central del Getafe, para tratar de arreglar este problema. Desde que comenzó 2020, Calero solo ha disputado 30 minutos en Liga. Sin Europa League ni Copa, donde sí estaba jugando, tendrá difícil volver a disputar algún encuentro cuando se reanude la Liga.

Pedro Porro

El único lateral de la lista es una de las sorpresas negativas de la temporada. El Manchester City pagó 12 millones de euros por él tras ser una de las pocas notas positivas de la temporada del Girona, junto a Portu y Stuani. Titular en 27 partidos de los 34 que disputó, el extremeño rindió a un gran nivel y se convirtió en una de las promesas de la Liga. Llegó a jugar dos encuentros con la selección sub-21, aunque finalmente no fue a la Eurocopa.

Este año su nivel no se ha acercado al del pasado campeonato. Con el Valladolid, solo ha disputado 13 partidos, ni la mitad de los 27 que se han disputado, y únicamente en 7 de ellos fue titular. Desde que empezó 2020, Sergio González solo ha contado con él en los dos últimos partidos, saliendo como suplente en la derrota en el Reale Arena y como titular en la goleada sufrida ante el Athletic.