Así será la nueva Liga: sin público ni abrazos, cinco cambios…

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este sábado que LaLiga volverá a partir del próximo 8 de junio. Un fútbol en tiempos del coronavirus que existirá de otra manera, con cambios que ha exigido una pandemia que ha volado por los aires cualquier tipo de previsión antes de su presencia. Eso que hemos venido a llamar el nuevo fútbol ya hizo acto de presencia en la Bundesliga, donde el balón lleva una semana rodando, con llamativas modificaciones que se extenderán también a LaLiga, según el protocolo elaborado por la patronal para cumplir con las exigencias del Ministerio de Sanidad. Habrá cambios logísticos en los estadios, alteraciones de costumbres, novedades sobre el césped y en la grada… Así será el nuevo fútbol que se verá en España a partir del 8 de junio.

Sin público

LaLiga volverá, pero sin aficionados en las gradas. El pasado 22 de abril, AS informó que Javier Tebas trasladó a los clubes que la primera intención del Gobierno (la evolución del virus y una posible vacuna podría variar la postura) es que no haya espectáculos con público hasta 2021. ¿Quiénes podrán entrar en el estadio? El protocolo distingue dos categorías de partidos, en función de la importancia y y despliegue televisivo. Los que requieren mayores necesidades técnicas superarían las 230 personas; el resto no superarían las 200. Además, podrán acceder al estadio los jugadores convocados (por cada equipo podrán entrar 23), el cuerpo técnico, empleados, un máximo de tres personas de alta dirección y cualquier miembro de la Junta o el Consejo. En cuanto a la lista del club local se incluye también a los proveedores externos (seguridad, servicios sanitarios, mantenimiento, etc): “Se deberá limitar al personal estrictamente justificado, no superando un máximo de 100 personas”. Aquí también se prevé “el acceso de ayuda externa en caso de emergencias (bomberos, protección civil…)”.

Test

En el acceso al estadio se medirá la temperatura a todo el que entre. Como ocurre en la liga alemana, LaLiga realizará test a todos los jugadores en la víspera de los partidos. El resto de personas que cumplan alguna función en la organización y desarrollo de los partidos también será sometida a varios controles para evitar un posible contagio.

Higiene: hidrogel, mascarillas en los banquillos…

“Los jugadores deberán cambiar su equipación completamente durante el descanso del encuentro y depositarán la usada en los cubos de ropa dispuestos para ello”, señala el protocolo. La higiene juega un papel esencial en estas nuevas normas de vuelta de la competición. Siguiendo el protocolo de entrada y de salida al terreno de juego, los jugadores deberán usar el dispensador de líquido desinfectante al abandonar del campo y acceder a la zona de vestuarios. “Es de obligado cumplimiento la desinfección de las manos de todos los componentes del equipo cada vez que se entra y se sale del terreno de juego. A tal efecto se situarán dispensadores de hidrogel alcohólico en las entradas al túnel de vestuarios y en los banquillos y en el lugar que ocupa el cuarto árbitro”. La zona de los banquillos también estará acondicionada para que el regreso a la competición sea lo más seguro posible. Se deberá encontrar desinfectada y precintada hasta el momento de salir a calentar. Esta zona también contará con dispensadores de hidrogel alcohólico y materiales de protección. Además, se extenderá el tamaño de los banquillos, habiendo una separación entre el oficial y el de los no convocados. Los jugadores en el banquillo tienen que llevar mascarilla.

Sin saludos al inicio del partido y sin abrazos

Se acabó el pasamanos tradicional antes de cada encuentro. Tampoco habrá saludos entre los capitanes de ambos equipos y los árbitros. Lo que sí se mantiene es el sorteo de campo. También se recomienda evitar los abrazos en la celebración de los goles. Una medida que ya se pudo observar en el regreso de la Bundesliga. Al finalizar el encuentro, nadie se da la mano.

Cinco cambios

La Internacional Board (FIFA) aprobó que se puedan realizar cinco cambios en los 90 minutos de cada partido, y un sexto en los encuentdos que se jueguen prórrogas. Para evitar las interrupciones, cada uno de los equipos dispondrá de tres ocasiones para realizar las cinco sustituciones, que también se podrán hacer durante el descanso. Si ambos equipos realizaran una sustitución al mismo tiempo, se restará una oportunidad de sustitución a cada uno de ellos. En el caso de que se dispute una prórroga, ambos equipos llegarán a ésta con el número de suplentes y oportunidades de sustitución que no hayan empleado. Esta decisión se tomó para preservar la salud de los jugadores ante el impacto de la pandemia y porque los partidos que se van a celebrar en verano.

Habrá VAR

Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros, confirmó el pasado 10 de mayo que se mantendrá el VAR pese al permiso de la IFAB para suprimirlo si las ligas quieren: “No nos lo planteamos, ni se nos pasa por la cabeza. No cambiaremos el reglamento, creemos que se debe acabar la competición con las mismas reglas con las que se inició”. El Comité Arbitral ha preparado un protocolo exhaustivo para la vuelta a la competición donde establece cuándo pasarán los test. “Nuestra intención es hacer un PCR a cada árbitro y una prueba 48 horas antes de cada partido para tener certeza de que dan negativo antes de salir de su domicilio. Si no dan negativo, no podrán salir de su casa”, dijo el presidente. Quienes estén en el VOR también tendrán que pasar controles. Cada sala debe estar desinfectada y cada árbitro tendrá sus propios auriculares y mandos de control. No podrán salir de la residencia de Las Rozas hacia el VOR si no superan un test y un control de temperatura.

Concentraciones

Falta que Liga y AFE pacten las condiciones del regreso en puntos tan relevantes como las concentraciones. Una mayoría de jugadores se opone a ellas. En principio iban a ser, como mínimo, durante 15 días antes de reiniciarse la competición, con estrictas medidas de higiene y controles, y podrían reproducirse durante las 11 jornadas que restan en función de las circunstancias. Pero, por el momento, está en el aire. Las negociaciones de los jugadores con LaLuga siguen. El pasado viernes se sentaron a hablar pero no hubo acuerdo.