Malone: “Jordan es Jordan, pero yo también era un gran hijo de p…”

Uno de los grandes ausentes del documental de Michael Jordan, The Last Dance, ha sido Karl Malone. Tampoco estuvo Bryon Russell, el defensor de su icónico último tiro con los Bulls, y la aparición de John Stockton fue la última que se grabó tras dos años rechazando aparecer. Y es que la cinta iba a repasar la carrera del ’23’ pero centrándose en aquella última temporada en el equipo de Chicago y sabiendo que el metraje acabaría repasando su rivalidad con los Jazz en 1997 y 1998, lo cual se ha cumplido. Los de Utah fueron el último equipo que les puso trabas a los Bulls de Jordan en unas Finales NBA y lo hizo en dos ocasiones, perdiendo 4-2 en ambas ocasiones. Malone era el líder junto a Stockton de aquel plantel que rozó la gloria. 

El equipo de ESPN que ha producido el documental no ha logrado el testimonio de Karl Malone, pero tras el final de las emisiones del mismo la cadena ha recuperado una entrevista realizada en febrero de 2019 y no emitida todavía. En ella Malone, mientras fuma un puro, es preguntado por su opinión sobre Michael Jordan.

Se le pregunta inicialmente por lo que le viene a la mente cuando oye su nombre: “Michael Jordan es Michael Jordan. ¿Qué más tengo que decir?”. El entrevistador pone el foco en las Finales de 1998, en cuyo sexto partido Jordan robó el balón que dio origen a la mencionada canasta y al Anillo para los chicagüenses: “¿Por qué tendría que hablar de eso? Aun así, soy lo suficientemente hombre para aceptar la responsabilidad de que no ganáramos. Lo teníamos y no lo hicimos. Pero jugábamos contra los Bulls, que no eran sólo Michael Jordan. Tengo el mayor de los respetos por Michael, pero nunca pensé en que estaba jugando contra él sino contra todo su equipo. Todo el mundo habla de sí era un mal hombre o no, pero yo también era un hijo de puta muy malo. Así lo vi y así lo digo porque es parte de lo que soy”.

Malone quedó retratado en aquellas derrotas mucho más que su compañero Stockton, lo cual puede seguir pesando en el ánimo de ‘The Mailman’ a la hora de loar al hombre que le robó –casi de forma literal– el sueño de ganar el Anillo. 

RELACIONADO | “El cartero no reparte los domingos”: cómo Pippen protegió ante Karl Malone el legado de Jordan con sólo seis palabras

Otras historias sobre Michael Jordan:

Len Bias: la cocaína se llevó al “gran rival de Jordan”

El oscuro primer adiós: la sombra de las apuestas, el asesinato de su padre…

‘Jordan Adidas’: su madre cambió el negocio de las zapatillas para siempre

Horace Grant: “Jordan es un mentiroso; si quiere, lo arreglaremos como hombres”

LaBradford Smith, el enemigo de Jordan que nunca quiso serlo

“Era como un vampiro”: salvajes rutinas durante los rodajes de Space Jam