“Por un lado estaba Figo, por otro Rivaldo, pensé: ‘¿por dónde voy a jugar?'”

El fichaje de Joao Felix el pasado verano por el Atlético de Madrid fue un bombazo y más después de la pretemporada que se marcó el joven portugués con su nuevo club. Enamoró a todos los colchoneros en poco tiempo. Sin embargo, la realidad en la temporada no ha sido así. El exjugador del Benfica no llegó a acoplarse plenamente en el equipo, después de haber caído lesionado y de que LaLiga se haya detenido por la crisis del COVID-19. Ahora ha salido a defenderle Simao Sabrosa. El exrojiblanco cree que tiene cualidades para llegar al Balón de Oro.  

“Creo que puede llegar al Balón de Oro. Está en una fase de adaptación, no es fácil. La forma de jugar del Atlético es diferente a la del Benfica y los primeros meses no fueron fáciles. Sé que le molesta ser reemplazado, pero tiene que aprovechar la oportunidad para ganar, debe pensar en el equipo. Tiene que estar fresco para atacar en el equipo de Simeone”, explicó en BTV.

Simao sabe muy bien por lo que está pasando Joao Felix. Él siguió el mismo recorrido en 2007, cuando dejó el club de Lisboa para fichar por el Atléti. En el club madrileño estuvo más de cuatro temporadas, de 2007 a 2011. Antes, había pasado por un Barcelona lleno de estrellas.

“Guardiola, Figo, Kluivert, De Boer… Si miramos a este equipo, casi todos son entrenadores, jugar con Figo, el gran ídolo, fue fantástico. Fue mi mayor dificultad, siendo extremo pensé “¿dónde voy a jugar?”, por un lado estaba Figo, por el otro Rivaldo, tuve que esperar a que fueran castigados o cansados [risas]. Fueron dos años fantásticos, pasé mucho tiempo con Rivaldo y las conversaciones con Guardiola eran… Ya tenía un sentido táctico, tomó un papel y me dijo los movimientos que debía hacer sin una pelota. En el avión me senté en medio de Figo y Guardiola y ya tenía libros de fútbol, muchos de ellos de golf. … Leía mucho. Tenía 19 años, que iba a hablar yo en medio de estos dos. Terminé un entrenamiento cansado y Rivaldo me pidió que me entrenara con él, porque quería más, no le pude decir que no”, sentenció.