Rubi ya tiene a Mizzian, el ariete que impresionó al Bernabéu

Rubi volvió a dirigir hoy una nueva sesión de entrenamiento en el Betis y lo hizo con la novedad del joven Mohamed Mizzian, delantero del filial verdiblanco que fue llamado por el técnico para ser uno más en sus entrenamientos tras la ausencia del también canterano Raúl debido a una apendicitis. De esta forma, el punta pasó los correspondientes test de Covid-19 antes de ser uno más en los planes del técnico y aspirar a dar el salto definitivo tras una carrera marcada por su paso por el Real Madrid la temporada pasada. En el conjunto blanco anotó cinco goles en trece partidos con su equipo juvenil tras haber impresionado al Santiago Bernabéu cuando jugaba en el Melilla y sus destinos chocaron en la Copa del Rey.

El espigado delantero quiere ahora una oportunidad en Primera División y Rubi le lanza el primer guiño tras un buen tramo de temporada con el filial consiguiendo 12 goles. No sólo su pasado como madridista marca su historia de los últimos años. Se trata de un gran amante del fútbol playa y defendió los colores de la selección española en numerosas ocasiones, proclamándose incluso campeón de un campeonato europeo sub 21 antes de poner todos sus esfuerzos en dar el salto a la élite del fútbol nacional.

El melillense llegó al Betis Deportivo el pasado verano procedente del Melilla y tras no quedarse en el Real Madrid, club al que había llegado como cedido. Rubi ya contó con él en algún entrenamiento de la presente campaña, aunque aún aguarda a su debut en Primera con el sueño de poder hacerlo en este tramo final de campaña. El técnico verdiblanco cuenta con Loren y Borja Iglesias como delanteros para su sistema de juego al tiempo que Juanmi acelera en su puesta a punto tras perderse gran parte del curso por una lesión. En Heliópolis no quieren riesgos con miras al hipotético cierre de Liga y al gran número de partidos en pocos días que tendrá que disputar el equipo.