Un esprint final que empezará en Mallorca y acabará en Vitoria

Una vez el gobierno ha anunciado que a partir del 8 de junio podría retomarse la competición, es hora de volver a mirar el calendario para refrescar lo que tienen por delante los equipos que se van a disputar el título en una mini Liga de 11 jornadas en la que el Barcelona parte con dos puntos de ventaja respecto al Real Madrid.

Los blaugrana va a tener que jugar seis de esos once partidos fuera de casa, donde este curso han ofrecido claramente su peor versión. Lo que pasa, es que pueden tener a favor el hecho de que se juegue a puerta cerrada.

Empezará y acabará el Barça como visitante. Debutará cuando se haga público el calendario en Mallorca, donde el Madrid ya cayó, y acabará en Mendizorroza. Dos enfrentamientos ante equipos que cuando se suspendió LaLiga luchaban para poner tierra de por medio con los puestos de descenso.

Entre medio, el Barça deberá visitar los estadios del Sevilla, Celta, Villarreal y Valladolid. Sin duda, el duelo de Nervión es el más complicado que tenían a priori los de Setién. El Sevilla es el actual tercer clasificado.

En casa el Barça estará huérfano del apoyo de sus seguidores en cinco partidos, tres de ellos de esos en los que la grada está caliente. Hablamos de los enfrentamientos ante el Atlético de Madrid, el Athletic Club y el derbi contra el Espanyol. Completan la nómina de visitantes al estadio blaugrana el Leganés y Osasuna.

Esto es lo que le queda al Barça