Setién incorpora a dos jóvenes a la causa: Saverio y Cuenca

Desde que empezaron el lunes los entrenamientos colectivos, Quique Setién ha ido incrementando el número de jugadores del filial en las sesiones de trabajo. El lunes empezó con cinco, ya que no pudo contar con Monchu, que se lesionó el pasado sábado el cuádriceps y estará un mes de baja, el martes sumó al central Chumi al trabajo con el primer equipo y en la sesión de este miércoles incorporó a dos jugadores más: al delantero Kike Saverio y al central Kike Saverio.

Así pues, ahora mismo Setién cuenta con nueve jugadores del filial trabajando en el primer equipo, si bien Monchu está fuera de la dinámica de trabajo al estar recuperándose en el gimnasio. Seis son fijos desde el primer día de la reanudación de los entrenamientos tras el confinamiento: Ansu Fati, Riqui Puig, Ronald Araujo, Álex Collado, e Iñaki Peña, además del lesionado Monchu. De esta media docena de futbolistas, hay cuatro que han participado activamente en todas las sesiones: Riqui Puig, Araujo, Collado y Peña. No hay que olvidar que Fati estuvo la semana pasada fuera del equipo realizando un trabajo de prevención en los tendones rotulianos.

Setién reanudó la actividad hace casi un mes con 24 futbolistas (18 del primer equipo y 6 del filial) y ahora mismo está trabajando con 27 jugadores (18 del primer equipo y 9 del filial). Y eso teniendo en cuenta que no puede disponer del delantero francés Ousmane Dembélé, lesionado y que no está inscrito en LaLiga.

El equipo tendrá día de fiesta este jueves y regresará a los entrenamientos en viernes a las 9.30 horas.