Se cumple un año del sexto ascenso del Granada a Primera

Hoy, 4 de junio, se cumple un año del sexto ascenso del Granada a la máxima categoría del fútbol nacional. Un ascenso celebrado como nunca y que puede marcar un ante y un después en la historia de la entidad andaluza. 366 días después aún se recuerda aquella noche de martes en toda Granada. Sí, porque el ansiado ascenso se consiguió en una fecha atípica por el aplazamiento de la jornada liguera tras el fallecimiento de José Antonio Reyes. Subir a Primera era cuestión de tiempo después de la victoria frente al Albacete. Aquel gol de Adrián Ramos marcó el camino a seguir y el tanto de Fede San Emeterio en Son Moix para empatar el gol inicial de Salva Sevilla llevó el júbilo a la afición granadina. Eso y que el Albacete perdió su encuentro ante el Málaga (1-2). El ascenso era un hecho. El Granada regresaba a la élite.

Por ese motivo, el club nazarí no ha dudado en recordar durante todo el día una de las grandes alegrías del equipo y la ciudad en las últimas fechas. Desde la repetición del partido en redes sociales, incluida la posterior celebración, hasta los mejores momentos de los jugadores rememorando una temporada que difícilmente olvidarán. Desde el partido clave para subir pasando por los anteriores que fueron clave para lograr el sueño y sensaciones individuales de cada uno de ellos. “Mi recuerdo especial fue el choque del Albacete, porque con esa victoria conseguimos casi el ascenso y lo logramos en casa, ante nuestra afición”, reconocía Rui Silva, Zamora la temporada pasada en Segunda División. Alex Martínez, por su parte, recuerda con especial cariño la charla previa al choque frente al Albacete: “Fue una charla muy emocionante, que nos llegó a todos al corazón y a la vista está que ganamos el encuentro y casi cerramos el ascenso”.

Germán, uno de los capitanes del equipo, se queda con el compañerismo de un bloque completamente unido: “El día del Oviedo cometí un error que nos costó un tanto que luego significó el empate. Me sentí bastante mal al terminar el partido pero gracias a los compañeros y a la familia lo supe llevar mejor y el error quedó subsanado”. Mientras, Vadillo recuerda la victoria en Albacete, la primera en ese estadio de la entidad y ante un rival en racha: “Fue un año espectacular y emotivo, pero esa victoria en Albacete y lo que aquello supuso fue importante. El año en general fue espectacular”. Por su parte, Puertas coincide con Alex Martínez y resalta la charla previa a la victoria en Los Cármenes frente al Albacete: “Lo más bonito fue esa previa, una charla en la que cada uno teníamos que decir lo que habíamos sentido durante el año y lo que sentíamos por nuestros compañeros. Al final todos acabamos llorando y salimos al partido con muchas ganas y confianza. Fue una auténtica locura”.

Escudo/Bandera Granada

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 4 de junio de 2020

Victor Díaz tiró más de memoria: “Recuerdo algo que se gestó al principio, cuando apenas llevábamos cuatro o cinco días juntos y muchos compañeros casi ni se conocían. Rodri dijo que iba a hacer una barbacoa, por si alguien se quería animar. Al final fueron 45 personas a esa barbacoa y se demostró desde el principio la unión del grupo desde el primer día, lo que fue una de las claves del éxito del equipo”. Y no podía faltar, la celebración en la Fuente de las Batallas con la afición. Así lo recordó Aaron: “Estar todos juntos, ciudad, afición y equipo fue espectacular. Espero que podamos celebrar juntos muchas más cosas”.

Aún queda tiempo para ello pues en una semana regresa el campeonato y el Granada todavía tiene cosas en juego. Primero toca asegurar matemáticamente la salvación y después soñar a lo grande, quizá con Europa. Quien sabe si la Fuente de las Batallas espera un año más tarde a sus jugadores y aficionados para seguir haciendo historia…