El Granada trata de reactivarse

Granada: Alejado del dramatismo final del descenso, y una vez cumplido el objetivo primario, el conjunto nazarí aún tiene licencia soñar en grande. Tras superar con cierta holgura el primer microciclo de partidos tras el parón, con una victoria, otra derrota y dos empates, la escuadra dirigida por Diego Martínez quieren ponerle el sobresaliente a una temporada de ensueño con la clasificación para la competición continental. Descargado de obligaciones y con el agregado de la ilusión, una victoria le le coloca como firme aspirante a todas luces. Llega con el bonus de cinco días de descanso en las piernas, por lo que se espera once de gala, pero con la espina de una sequía goleadora de 180 minutos y sin su Ángel de la Guarda: Rui Silva, lesionado.

As a seguir: Aarón Escandell. Papeleta y oportunidad. El meta suplente del conjunto andaluz tiene una oportunidad de oro para lucirse en el escaparate futbolístico ante la baja de Rui Silva. La sombra del portugués, uno de los mejores porteros de la competición, es alargada. Ya debutó con nota en el Wanda.