Robben y el Grongingen: una celestina, Jordan y la maratón

Arjen Robben sorprendió este fin de semana anunciando su vuelta a los terrenos de juegos. El futbolista holandés vuelve al club de sus inicios, el Grongingen, con el que hizo su debut en 2002. Casi 20 años después y tras meses inactivo, ha decidido darse una nueva oportunidad a sus 36 años. Él mismo ha declarado que es por su amor al club. Pero hay una bonita y larga historia detrás de su fichaje…

La celestina

Una de las claves de la operación ha sido su mujer, Bernadien. Tras una primera reunión en Múnich hace un año, el director técnico de Groningen, Mark-Jan Fledderus mantuvo contacto en secreto con su esposa. “Primero fuimos a Munich para hablar con él acerca de venir a jugar para nosotros, pocos días después de que se retirara en mayo del año pasado. Eso no sucedió. Pero mantuvimos contacto y luego organizamos en secreto con su esposa para viajar y hablar con él nuevamente el mes pasado”, admite Fledderus. 

El ‘Last Dance’ de Jordan

En esa nueva reunión secreta pactada por la mujer y el Groningen, los directivos del club holandés le pusieron de ejemplo a Michael Jordan. Reprodujeron varios vídeos del documental “Last Dance” junto con imágenes de su propia carrera brillante para convencerlo de que volviera.

La maratón de Rotterdam

Por último, está el tema del estado físico. Robben estuvo unos meses parado hasta que decidió prepararse para correr la maratón de Roterdam. Gracias a este propósito, el exjugador del Bayern está en perfecto estado para volver a los terrenos de juegos ya mismo.