1×1 del Celta: La imaginación de De Burgos aniquila a los celestes

Rubén: No se le puede culpar de ninguno de los cinco goles del Mallorca. Al cancerbero de Mos lo vendieron sus compañeros. Evitó una goleada mayor con dos buenas paradas a Salva Sevilla.

Kevin: No consiguió detectar al Cucho. El colombiano hizo daño con sus diagonales arrancando desde la banda. Metió un preciso balón a la espalda de la defensa mallorquinista en una de las mejores ocasiones del Celta en la primera parte. Sustituido por Óscar para dosificarlo de cara al próximo partido.

Murillo: Irreconocible. El Cucho se va con demasiada facilidad de su compatriota en el 2-0. Rozó el gol con un potente remate de cabeza que Reina sacó cuando una parte del esférico ya había traspasado la línea.

Araújo: Tarde para olvidar. Llega tarde al corte en dos goles y Budimir le gana la posición en otro. De los pocos celestes que mantuvo la intensidad hasta el final.

Olaza: Desdibujado en su último partido con el Celta. Sufrió en el marcaje a Kubo. Puso algún centro interesante como es habitual en el uruguayo.

Bradaric: El mejor céltico en ataque. Puso en apuros hasta en cuatro ocasiones a Reina exhibiendo una facilidad para el disparo que no había exhibido desde que llegó a Vigo. Pierde un balón muy peligroso dentro del área en la acción del penalti cometido por Mina.

Okay: Desaparecido. No encontró su sitio como interior. En los últimos minutos de la primera parte vagó por el campo y Óscar lo retiró en el descanso.

Rafinha: Batallador. No le salieron las cosas como en las últimas jornadas, pero en ningún momento bajó los brazos. Se marchó fundido físicamente en el minuto 71.

Denis: Los 28 minutos que jugó probablemente han sido los últimos del mediapunta esta temporada. Sufre una lesión en su bíceps femoral izquierdo. No le dio tiempo a tomarle el pulso al partido.

Mina: Protagonista involuntario del encuentro. De Burgos Bengoetxea se inventa que el delantero comete penalti sobre Dani Rodríguez. El colegiado quiso compensarlo al inicio de la segunda parte señalando pena máxima en una caída de Mina dentro del área. En la primera parte generó peligro como extremo diestro y envió un remate al lateral de la red.

Aspas: Marcó su gol número 100 con el Celta en Primera. Lleva tres penaltis seguidos anotando tras fallar en Valladolid. Le costó asociarse con sus compañeros.

Nolito (entró por Denis): Se fue apagando. Quiso revolucionar al equipo con su aparición y a punto estuvo de lograrlo con un intento de gol olímpico. El resto del partido no tuvo duende.

Smolov (entró por Okay): Torpe. Prácticamente fue un defensa más del Mallorca. La única vez que generó peligro pecó de individualista.

Brais (entró por Mina): Voluntarioso. Le puso muchas ganas pese a que el encuentro ya estaba decidido.

Aidoo (entró por Kevin): Le tocó ejercer de lateral derecho y no es su posición.

Toro Fernández (entró por Kevin): Su primera acción fue un codazo a un rival que le costó la amarilla, muestra de la frustración que arrastra por apenas tener oportunidades. Disputó sus primeros después del parón.