Víctor Gómez, el icono del cambio de ciclo

Aunque el descenso aún no es matemático, el Espanyol mira a la cara a su futuro en Segunda. La plantilla sufrirá una revolución después de que hasta diez jugadores acaben contrato y otros no tengan garantizada, por distintos motivos, su continuidad. No hay mejor ejemplo del relevo que se producirá en el Espanyol del que protagonizó Rufete en el lateral derecho el pasado domingo ante el Real Madrid. Víctor Gómez jugó en detrimento del capitán Javi López.

Después de más de una década en el club y de convertirse en el octavo jugador de la historia perica con más partidos en Primera, Javi López, que finaliza contrato, deja su puesto al de Olesa, de 20 años, que representa el futuro y la siguiente hornada que tomará el mando en el RCDE Stadium, en la que jugadores como Pipa, Adrià Pedrosa, Pol Lozano, Nico Melamed, Víctor Campuzano (que también acaba contrato) o los cedidos Javi Puedo o Álex López deberán liderar, siempre y cuando todos ellos tengan continuidad.

De hecho, esta curso ya se ha evidenciado esta transformación. Después del frustrado fichaje de Sébastian Corchia, Javi López y Víctor Gómez han jugado ambos 16 partidos de Liga, aunque el de Osuna ha sido titular en 15 ocasiones, por 12 del catalán. Gómez, que ha ido ganando empaque defensivo como demostró el domingo, ha jugado además partidos de altos vuelos: desde que debutara con Pablo Machín en la jornada 9 ha participado de titular los dos encuentros ante el Real Madrid, Atlético y Barcelona.

Obviamente, aún hay que analizar caso por caso. Javi López, a sus 33 años, podría encajar en el proyecto en Segunda al aceptar una reducción de salario, pero, aunque eso ocurra, Víctor Gómez es la apuesta para esa demarcación. Si Rufete sigue confiando en él en estos encuentros, incluso superará los minutos del capitán esta misma temporada.