Voro: “Yo estoy aquí por un acto de responsabilidad”

Voro se sentó por sexta vez como entrenador del Valencia en la sala de prensa. Lo hizo antes de mantener la primera charla con los jugadores. Voro quiso dejar claro que solo aspira a “aportar mi granito de arena en esta miniliga” de seis partidos. Cuando acabe la Liga, volverá a su funciones de despacho. Con Voro se incorporan al cuerpo técnico del primer equipo Chema Sanz (entrenador del filial) y Pablo Rodríguez (ojeador). Su misión ahora, “cambiar el ánimo del vestuario”

¿Qué es lo primero que vas a decirle a los jugadores?

Por desgracia cuando hay una desgracia como el parón sanitario afecta al rendimiento y surgen discrepancias. Lo más importante es que los futbolistas sepan la importancia que entre todos sumemos los puntos necesarios. Son un grupo que ha funcionado muy bien tanto a nivel de equipo como de grupo.

¿Esta situación para usted es un ‘marrón’?

Igual que las otras veces, para mí es más un acto de responsabilidad. Es un momento delicado y el club piensa que puedo aportar algo desde mi parcela. Han sido ya muchas veces pero también llevo muchos años en el club en diferentes facetas. Para mí es un orgullo que el club piense en mí. No tengo ninguna intención más allá de estos seis partidos. No tengo otra lectura.

El presidente ha dicho que hay una dinámica negativa, ¿qué teclas vas a tocar?

Lo más importante para mí es tener una charla con los futbolistas para tener una visión clara de cómo podemos en esta ‘miniliga’ tener una predisposición en el terreno de juego. El equipo tiene que reaccionar, yo las he visto de todos los colores. Es un grupo de calidad y bueno. Estoy seguro que vamos a dar la cara. Vamos a darle las herramientas adecuadas.

Llega para clasificar al equipo para la Europa League, ¿Es más papel de cabeza que de fútbol?

Como en todas las anteriores situaciones, un cambio de entrenador viene producido por una dinámica de resultados negativa. Creo que, ya que el partido es mañana y no hay tiempo de trabajar nada, el aspecto mental es fundamental. El futbolista tiene que tener predisposición y confiar en sus posibilidades. Un equipo con la mente abierta y con un objetivo concreto estará en mejor posición de hacer un esfuerzo físico.

Escudo/Bandera Valencia

¿Cómo han sido las últimas horas?

Ayer por la tarde me llamó el presidente. Esa fue la primera vez que me comenta algo. Me dice que habían tomado la decisión de prescindir del entrenador y me tanteó. Le dije que sí, porque como valencianista y como persona que lleva aquí muchos años y que ha asumido este rol, le dije automáticamente que sí. Quiero aportar mi experiencia en otras situaciones para que la plantilla pueda mejorar.

El equipo encaja muchos goles, ¿habrá que insistir en ello?

Solo con mentalidad no se gana la Liga. Se necesitan otros aspectos. Pero hay poco tiempo para trabajar y lo mental influye en estos casos, porque si hay un cambio es porque los resultados no son buenos y eso afecta al equipo.

¿Este reto es más complicado para usted porque ahora no tenía un trato tan directo con el equipo?

Es un reto complicado. Unos tienen unos matices, otros, otro. La diferencia es que ahora no tenemos que mirar hacia atrás sino hacia arriba. Así te quitas una losa. Ahora hay que marcar unos objetivos y buscar una reacción. El fútbol te lleva a situaciones difíciles, como cuando en 2008 estábamos a un punto del descenso y teníamos a Villa, Silva, Albelda, Baraja… un equipo increíble y estaba peleando por no descender. En este caso el objetivo es mucho más ambicioso.

¿Que no haya público en Mestalla, va a dificultar su tarea?

Lógicamente nos gustaría jugar con nuestra gente en casa, porque en casa hemos tenido un buen rendimiento. Hemos sumado muchos puntos en casa. Pero nos tenemos que adaptar. El futbolista va a poder estar más centrado y sin ninguna distracción. Nos tenemos que adaptar a la situación.

¿Qué le han dicho en casa?

Lógica preocupación y responsabilidad. Pero me digan lo que me digan, me da igual. Yo asumo la responsabilidad porque es mi forma de ser. Tomo esto como un acto de responsabilidad y trato de aportar mi granito de arena. No puedo prometer nada más.

¿No está cansado de ser un salvavidas?

El club lo ha dicho claramente. Son seis partidos y al acabar esto voy a volver a mi antigua situación. No quiero relanzar mi carrera como entrenador. No, no y no. Esto es puntual y asumo esta responsabilidad.

¿Qué ha visto este año? ¿Qué cree que le ha pasado al equipo a partir de enero?

No voy a valorar en profundidad lo que ha hecho el equipo hasta ahora porque lo más importante son los seis partidos que tenemos por delante. Pero el equipo este año ha hecho cosas importantes. Se clasificó a octavos en un grupo muy complicado y tuvo meses buenos en noviembre y diciembre. En enero y febrero, por una plaga de lesiones, bajo el nivel y tras el confinamiento ha entrado en dinámica negativa. Los motivos serán los que serán, pero no nos da ahora nada mirar la vista atrás. Tenemos un reto bonito en estos seis partidos. Empezamos una ‘miniliga’ de seis partidos.

¿Que en 12 años haya tenido que coger el equipo seis veces, significa que un club como el Valencia no ha logrado en 12 años conseguir una estabilidad?

12 años en fútbol son muchos años. Dos y dos no son cuatro y hay circunstancias que te llevan a eso. No voy a valorar yo ahora tanto tiempo. Han pasado 12 años, son muchos, sí. Yo también he mejorado, pero no buscando una oportunidad. Yo estoy aquí por un acto de responsabilidad. Solo prometo dedicación. Luego hay que ganar partidos.

¿Qué mensaje lanza Voro a la afición?

Todos queremos lo mejor para el club. Y cuando decimos club, entran todos. Aficionados, empleados… Desde mi humilde posición, les digo que pelearemos por revertir la situación. Falsas promesas no podemos dar.